En las consultas diarias, se tiene un alto porcentaje de pacientes con dolor y que no encuentran un tratamiento que realmente les ayude, y empiezan a sentir desmotivación, pues se llega a reducir su funcionalidad.  En 27 estudios, basados en 3,939 pacientes con dolor crónico, 620 de cada 1000 pacientes reportan una reducción importante del dolor, gracias a productos derivados del cannabis. 

Explicó cómo un dolor crónico, con el cannabis medicinal no inhalado, permite mejorar el alivio del dolor, el funcionamiento físico y la calidad de sueño.

El tipo de medicina que vamos a estar practicando desde la raíz, es el estado inflamatorio. Realmente creo que el CBD tiene un gran potencial para trabajar en todos estos diferentes estados fisiopatológicos relacionados con la inflamación, creo que va a ser una terapéutica muy importante. Simplemente tenemos que seguir como lo hemos hecho en nuestro caso, con mucha responsabilidad y con mucha objetividad para seguir avanzando.

Luego de estudios realizados por más de 10 años, se pudo saber de la existencia de la molécula cannabidiol, que es una molécula cardio-protectora. Además, puede estar asociada con enfermedades que no estaban para nada, en la visualización antes de empezar a experimentar, nos estamos enfocando mucho en enfermedad metabólica, porque encontramos que el cannabidiol tiene un receptor específico en las células que controlan importantemente las consecuencias de la acumulación de grasa en el tejido.

Con esto perdemos el miedo a seguir investigando, vamos a encontrar posibilidades enormes; lo que estamos viviendo en México es que hay un ambiente distinto para la formación y desarrollo técnico.

La importancia de que los ensayos científicos en seres humanos tengan esa rigidez para poder conservar si realmente en una enfermedad, la persona va a mejorar o no y entonces darle el valor que todos queremos a esta sustancia del cannabis.

Deja un comentario